fb.png tl.png ig.png

Programa de Ultra sonido gineco obstétrico

ultrasonido

La ecografía o ultrasonido utiliza ondas de alta frecuencia para detectar estructuras internas del cuerpo.

Un instrumento llamado transductor emite ondas sonoras que rebotan o resuenan en los órganos internos. Esta información es introducida a una computadora, la cual produce una imagen en una pantalla cercana.

Las máquinas de ultrasonido están ampliamente disponibles y la mayoría de las mujeres se someten al menos a una ecografía durante su embarazo.

La ecografía o ultrasonido es generalmente utilizado para:

  • Confirmar un embarazo.
  • Muestra fetos múltiples (gemelos, trillizos o más).
  • Evalúa la edad del feto, tamaño, madurez o condición.
  • Controla el crecimiento del feto.
  • Detecta afecciones como espina bífida o malformaciones del riñón, cerebro, corazón, intestinos y extremidades.
  • Detecta polio oligohidramnios: la presencia de mucho o muy poco líquido amniótico.
  • Evalúa la posición del bebé Identifica la localización de la placenta.

¿Cómo debe prepararse?

La vejiga llena ayuda a que el médico o técnico tenga una imagen clara del bebé (en especial durante los primeros meses del embarazo), por ello se le solicita a la embarazada beber agua en grandes cantidades y evitar orinar por una o dos horas antes del ultrasonido.

¿Qué sucede al momento del ultrasonido?

El ultrasonido se realiza en el consultorio del médico o en un hospital. La madre debe vestir una bata de hospital o simplemente retirar la blusa o pantalón del vientre y se acostará boca arriba en una mesa de examen. Luego, el técnico aplicará una gelatina conductora especial sobre su vientre y pasará un transductor manual sobre éste presionando levemente. Para los ultrasonidos que son realizados en una etapa muy temprana del embarazo, antes de que el útero crezca sobre el hueso pélvico o cuando el médico necesita tener una mejor imagen del cuello uterino, se inserta en la vagina un transductor del tamaño de un tampón.

El técnico (junto con el médico) recibirá las imágenes del útero y feto en la pantalla de la computadora y puede imprimir una imagen o dos como recuerdo para usted. Todo el proceso toma, por lo general, unos pocos minutos y no debería sentir ninguna incomodidad mientras se lo practican.

Un ultrasonido puede suministrar información sobre el embarazo y la salud de su bebé. Si se presenta un problema, también puede hacerse una idea de posibles opciones de tratamiento. Por su puesto, la posibilidad de que una ecografía identifique, o descarte, correctamente una afección médica particular depende de muchos factores diferentes y no menos de la habilidad de la persona que realiza el procedimiento.

¿Existen riesgos?

 

El ultrasonido no representa ningún riesgo para su salud, aunque nadie sabe con seguridad cuales podrían ser los posibles efectos a largo plazo para usted y su bebé. Se cree que el ultrasonido es uno de los procedimientos más seguros que se llevan a cabo durante el embarazo.

Cuando se hace una prueba de ultrasonido, el médico puede identificar también variaciones menores en la anatomía de su bebé que están asociadas con problemas genéticos como el síndrome de Down. Estas variaciones, llamadas marcadores, no son peligrosas para el bebé, pero pueden llevar a recomendaciones de más exámenes, como una amniocentesis.

Por ejemplo, algunos fetos tienen una parte en el corazón que se ve brillante en el ultrasonido. El corazón funciona de manera completamente normal, pero esta parte, llamada foco ecogénico intracardiaco (o FEI) con frecuencia se ve en fetos con síndrome de Down. La dificultad es que alrededor de 1 de cada 20 fetos normales también tendrá un FEI.



espesor